22 Sep
ser escort de lujo

Qué supone ser una escort

Es curioso que, en el mundo tan moderno en el que vivimos, tan avanzado, en el que decimos estar abiertos a todas las personas, aseguramos ser tolerantes y aceptar cualquier diferencia… se siga estigmatizando a las escorts, o a las personas que contratan sus servicios.

Una escort, señores, no es una prostituta. Es una mujer que acepta dedicar a pasar la mayor parte de su tiempo satisfaciendo a otras personas. Aceptando –porque ellas sí que lo aceptan realmente- cualquier diferencia de sus clientes. Su objetivo será siempre hacerte disfrutar del tiempo que pasas con ellas, ya sea entre las sábanas o fuera de ellas, en un evento social o en una cita.

A una escort se le tiene que dar bien escuchar. Porque hay muchos clientes que, en parte, las contratan porque se sienten solos. Porque no tienen con quién ir a cenar o nadie ha aceptado acompañarlos a esa cena de antiguos alumnos. Algunos de estos clientes hablarán sin parar, porque no tienen con quién hacerlo, y la escort escuchará y llevará la conversación en un tono adecuado, siempre evitando implicarse personalmente, porque es una profesional.

Una escort puede mantener una conversación intelectual, sobre cultura general o cualquier otro asunto, ya que suele ser una mujer con idiomas, con estudios, preparada, que puede sorprenderte con sus conocimientos en cualquier momento.

 

En el ámbito sexual…

Son las personas con las que puedes practicar fantasías sexuales que no te atreves, siquiera, a proponer con el resto. Además, aprenderás mucho de ellas, de lo que les gusta a las mujeres y lo que no. Y, sobre todo, te brindarán la oportunidad de conocer nuevas técnicas de recibir y otorgar placer que nunca habrías imaginado.

La elegancia y la profesionalidad de una escort se demuestran fuera y dentro de la cama. Por eso, debes acordar previamente con ella qué hacer si tienes gustos peculiares o muy concretos. Por supuesto, cuando contactes con la agencia de escorts, también podrás explicar tus preferencias y la persona encargada se encargará de recomendarte a la chica indicada.

Afortunadamente, las agencias de escorts suelen estar abiertas las 24 horas del día. Con lo cual, no importa cuándo requieras de sus servicios; podrás llamar cuando lo necesites. Un ejemplo es www.felinavalencia.com

En conclusión, las escorts son preciosas, inteligentes, discretas, ardientes y, ante todo, profesionales. Si nunca has estado con una, prepárate, porque vas a quedar impresionado y recordarás tu primera experiencia con ellas para siempre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *