30 Jul
Cirugía-Rostro

Por qué tanta gente hace turismo estético

Cuando una persona deja de estar contenta con lo que ve en el espejo a causa del paso del tiempo, llega el momento de tomar una decisión. Si tu piel es monótona y flácida, si tienes muchas patas de gallo en el entorno de tus ojos o se te arruga la frente, tal vez sea el momento de optar por una blefaroplastia en Madrid, por ejemplo, dado que se trata de una de las ciudades que más personas escogen como destino para el turismo estético.

A la hora de decidir qué tratamiento funcionará mejor para tu piel, es importante reunirse con un esteticista profesional y con reputación para discutir qué opciones tienes para sentirte mejor, pero de la manera más segura posible.

Si los pliegues en la frente y alrededor de los ojos y la boca son grandes áreas problemáticas, puede que te recomienden el uso de bótox.

Sin embargo, no todos los procedimientos para rejuvenecer tu aspecto son quirúrgicos; también hay procedimientos médicos, y por lo tanto, debes confiar tu belleza en las manos de un médico.

Si no quieres ir a un médico para recibir el tratamiento, y buscas un procedimiento lo menos invasivo posible para tu piel, puedes optar, también, por tratamientos de microdermoabrasión. Es una técnica conocida por su efectividad a la hora de estimular la circulación sanguínea y la producción de colágeno. La eliminación de la capa superior de la piel también impulsa el crecimiento del nuevo colágeno y el renacimiento de la piel nueva y más joven.

La microdermabrasion es especialmente efectiva para tratar la zona de debajo de los ojos y atacar las patas de gallo. Por lo general, se realizan en serie de cuatro a seis tratamientos.

Aunque, en ocasiones, el médico y el esteticista clínico pueden llegar a tener puntos de vista opuestos, terminan entrando en armonía en cuanto a la consecución de sus objetivos. Los esteticistas clínicos saben que los tratamientos no invasivos nunca sustituirán la necesidad de la cirugía plástica, mientras que los médicos también saben que no siempre es necesario recurrir a las operaciones para conseguir mantener la piel en buen estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *