04 Sep
mancha de vino

Cómo eliminar las manchas de los más pequeños

Estamos empezando este blog por la parte más práctica, el otro día hablando sobre las manchas en los dientes y ahora con un post sobre manchas en la ropa, que los más pequeños de la casa pueden crear con sus juegos y travesuras. Pero la verdad es que esas cosas pasan, uno de los handicap y mucha gente no sabe cómo resolverlo, así que queremos que todos/as nuestros/as amigos/as estéis bien informados/as, así que aquí van unos consejos. ¡Vamos a ello papis molones!

 

¡Di adiós a las manchas en tu ropa!

Una máxima que va a salvar la vida (o al menos, ese vestidito tan mono que lleva tu hija) de todos esos súper papis tan molones,  es que hay que actuar rápido. Si estás en un restaurante igual puedes llegar a casa para poner en marcha estos trucos… pero lo que no tienes que hacer bajo ningún concepto es dejar la prenda manchada en el cesto de la ropa sucia y esperar a que encuentre la lavadora de aquí a unos días, porque entonces la condena es segura. Así que ¡actúa rápido!, ése es el primer consejo. Y aquí van otros dos para que el tinto desaparezca de tu prenda favorita.

 

El truco de la sal

Es bastante sencillo. Extienda una capa gruesa de sal sobre la parte de la prenda que tiene la mancha. Y espera. Tienes que asegurarte de que la mancha queda completamente cubierta y esperar una hora a que la sal actúe. Después cepilla la zona. Verás que la sal ha absorbido la mancha de vino. Eso sí, este truco es más efectivo si pones la sal en los dos minutos posteriores a que la ropa se haya manchado. Después puede ser algo más difícil que funcione tan bien.

 

Agua carbonatada

Si tienes esta bebida en la nevera tienes un tesoro. Lo que tienes que hacer es echarla directamente sobre la mancha y dejar que se formen las burbujas propias del agua carbonatada. Después sigue echando y verás que la mancha se desvanece. ¿Qué viene luego? Pues sólo tienes que dejar que la prenda se seque. Eso es todo.

Así que sólo nos queda decirte una cosa: à ta santé! ¡Que circulen esas copas de buen vino que tan bien van con nuestras mejores celebraciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *